Curso-Scala-Gratis

10 Motivos por los que aprender Scala

Scala, lenguaje creado por Martin Odersky, ha experimentado un crecimiento espectacular que ha hecho que este lenguaje pase de ser utilizado de un modo muy académico y orientado a la investigación, para convertirse en un estándar para muchas empresas (algunas de la envergadura de Twitter o BBVA), startups y universidades de todo el mundo.

Desarrolladores y empresas no sólo utilizan Scala para crear sus nuevos proyectos, sino que también usan otras herramientas como Play Framework, Apache Spark (del que ya te expliqué en todo lo que te podía ayudar), Akka o Kafka. Estas herramientas, además de ser proyectos con gran impacto en el mercado, fueron construidas intencionadamente en Scala.

Scala es ejecutado sobre la JVM, permitiendo una unión con Java beneficiosa para ambos lenguajes, y para el desarrollador, ya que éste (o los equipos) pueden programar en Java y Scala al mismo tiempo (¿te suena de algo Kotlin?). Esta simbiosis permite la integración de sus características y librerías, pudiendo, entre muchísimas cosas más, heredar clases o implementar interfaces.

Hablamos de un lenguaje de programación multiparadigma que combina propiedades de lenguajes orientado a objetos con lenguajes funcionales. Por ejemplo, se pueden definir funciones dentro de funciones, dentro de objetos que están dentro de una clase cualquiera… Estas condiciones, le confieren la posibilidad de llevar a cabo multitud de utilidades diferentes, como Data Analysis, Web apps o Data Streaming, entre otras.

Así que para rendir homenaje a este lenguaje de programación, quiero darte 10 motivos por los que todo desarrollador necesita aprender Scala.

1. Escalabilidad

Scala nace de la combinación de Scalable y Language, por lo que ya te puedes ir haciendo una idea sobre lo fuerte que es este punto en este lenguaje. Leemos mucho sobre la escalabilidad pero… ¿qué es eso? En resumidas cuentas, es la posibilidad de hacer crecer un negocio o proyecto sin tener que volver a invertir en infraestructura. De este modo, Scala es un lenguaje para facilitar al máximo el crecimiento de los equipos de desarrollo. ¿Cómo? Permitiendo que tú crees tus propios frameworks y estructuras.

2. Funcional

Scala es también un lenguaje funcional, así que la computación puede ser distribuida a través de los núcleos en un servidor multinúcleo y a través de los servidores en un Data Center. Esto hace que Scala sea especialmente una gran opción para las CPU con varios núcleos y para cargas de trabajo distribuidas por Cloud Coumputing. Esto es indispensable para escenarios de análisis de Big Data.

3. Orientado a objetos

Como Java, Scala es también un lenguaje orientado a objetos. Los desarrolladores que vienen de Java y otros lenguajes orientados a objetos pueden aplicar patrones de diseño similares con Scala, y aprovechar las poderosas características orientadas a objetos como traits y mixin-based composition.

4. Tipado estático

Scala es equipado con un sistema de tipado que fuerza estáticamente las abstracciones a ser usadas de una manera coherente y segura. Este tipado, detecta y evita muchos tipos de errores de aplicación a la hora de compilar. Al mismo tiempo, posee un sistema de inferencia de tipos sofisticado, que da la posibilidad de liberar a los desarrolladores de tener que anotar en el programa información redundante de tipado.

5. Extensible

Scala contiene una combinación única de mecanismos del lenguaje que la hace fácil de añadir nuevas construcciones del lenguaje en forma de librería, o crear DSL.

6. Productivo

Gracias a su sistema de inferencia de tipos y otras características, Scala es un lenguaje conciso, dando la posibilidad a los desarrolladores de reducir el tamaño de código fuente por un factor de 2 o 3 comparado con Java. Scala trae consigo un rico conjunto de herramientas de desarrollador, que, para que te hagas una idea, dan como resultado una productividad parecida a la de lenguajes como Ruby o Python..

7. Interoperabilidad con Java

Scala es compilado directamente a Java bytecode, corriendo en la Java Virtual Machine, aprovechando el poder y la madurez de la JVM, su colector de basura y las bien entendidas técnicas de despliegue. Al aprovechar esto, apenas hay incidencia en la marcha del proyecto. Las operaciones de equipo no verán la diferencica. Los desarrolladores seguirán trabajando con sus herramientas, pero escribiendo código más corto, más rápido, más escalable, más correcto y quizá —y sólo quizá— más divertido.

8. Open Source

Scala es un lenguaje de código abierto y disponible bajo el BSD-Style Scala License. Está disponible como parte del open-source Typesafe Stack.

9. Salidas profesionales

Todo el que esté en este mundo sabe que cualquier —o casi cualquier— profesional tiene salidas garantizadas. Con Scala no iba a ser una excepción. Lo que sí que es cierto, es que Scala ofrece un abanico amplio en cuanto al trabajo a desempeñar, pudiendo ser parte del mundo Big Data, alistarte en el ejército backend donde procesar millones de datos, o trabajando en sistemas.

10. Lo tienes gratis

Dime si esto no es un gran motivo para hacer cualquier cosa en la vida. Lo gratis siempre tiene un sabor especial. Aunque por otra, tendemos a desconfiar de su valor. Pero no en KeepCoding, no. Nosotros te traemos el contenido más interesante de la mano de profesionales del sector. Si ya has asistido a alguno de nuestros webinar donde desgranamos los entresijos de un nuevo lenguaje o tecnología, no hace falta que te diga nada, sólo tienes que apuntarte aquí. Pero si eres de los que desconfían de lo gratis, te invito a que lo pruebes y nos valores. El registro es gratis.

webinar-scala

KeepCoding Team

Acerca de KeepCoding Team

Aquí nos encontramos todo el Equipo que forma KeepCoding Team que a diario colaboramos y damos soporte a todos los Geeks Inivitados para que sus maravillosos artículos salgan a la luz con el mejor formato.

Share this:

Leave a comment